Cine Mexicano Especiales Opinion Productos Reseñas Retro

Pedro Infante en el cómic mexicano

En el día nacional del cine mexicano, les presento este artículo acerca de nuestra estrella de cine y su paso especial por uno de nuestros medios impresos. 

Pedro Infante tuvo una gran influencia en todas las formas de entretenimiento de nuestro país, como demuestra su paso por los cómics. Los cómics tradicionalmente mexicanos siempre han estado más de la mano de la pintura rápida y foto-realista, contando historias sobre nuestras estrellas, que muchas veces tomaron prestadas las tomas de una película. 

Al verlo de esta manera, es fácil comprender porqué Pedro Infante, nuestro astro cinematográfico, fue protagonista de incontables números, hoy en día de culto y buscados por los más acérrimos coleccionistas.

Gracias a la gran popularidad del cantante y actor, fueron varias las casa Editoriales que decidieron contar su vida. Si bien casi todas sus historietas se acercaron a Pedro Infante de manera biográfica, todas tuvieron su propio punto de vista para contar su historia: unas mezclaron al mito con la realidad, otras se concentraron en los amores de su vida, hasta el estilo humorístico y trágico. Gracias a distintos escritores y dibujantes que unieron sus habilidades, tenemos a Pedro Infante como parte de la historia del cómic mexicano, publicaciones que hoy en día serían consideradas novelas gráficas.

Editorial Gina

Parece que Editorial Gina fue la primera en presentar a la contraparte dibujada de Pedro Infante, en sus tomos “Los amores íntimos de Pedro Infante” desde la década de 1950 hasta 1964. Las portadas estuvieron diseñadas a color y estaban basadas en sus películas.

Editorial Gina

Sin embargo, es difícil conseguir mas información al respecto debido a la antigüedad de los cómics; por la misma razón son muy apreciados por coleccionistas. El tema de los amores del sinaloense dio para mucho: mezclando rumores y realidad las publicaciones de Editorial Gina lograron abarcar mas de una década para el deleite de sus admiradores.

Seguramente, al fallecer nuestro ídolo en el año de 1957, hubo un renacer en el interés por la vida de la leyenda del cine. Durante este año, Editorial Ortega Colunga presentó a Pedro Infante como su protagonista ilustrado, con un carácter típico norteño, orgulloso y aguerrido. El estilo elegido por Editorial Ortega Colunga, se basó en el foto-montaje trazado de películas y fotografías. Al inicio se retomó el enfoque sentimental para presentar “La vida y los amores de Pedro Infante”, para proseguir con “La vida de Pedro Infante” y “Confesiones de un Chofer, Pedro Infante”.

Editorial Ortega Colunga

Las portadas fueron a color y el interior del cómic estaba ilustrado en colores sepia, aprovechando su carácter de añoranza así como un costo más bajo de impresión. Cabe mencionar que además, esta casa editorial contó otras vidas de las estrellas, como “La vida deslumbrante de María Félix”.

“El gran amor de Pedro Infante” fue otra perspectiva de su vida, por Editorial EDAR / Vid en tomos dominicales. Se pueden conseguir muy pocos de estos ejemplares a través de páginas de internet. Las portadas fueron de primeros planos a color del rostro del actor, se dibujaban sobre papel de color, con técnica de fotografía y pastel. 

Editorial EDAR / Vid

La popularidad de Pedro Infante se mantuvo a través de las décadas. El grupo conformado por Editorial Proyección S.A. / Editorial OMGSA S.A. / Editorial Game / Editorial EJEA, famoso por “Sensacional de policías”, editó más acerca de la vida del cantante del año 1984 hasta el 1991.

Editorial EJEA

Titulado “La vida de Pedro Infante”, salió de la unión entre Manuel Gamiño en la historia en las primeras 20 ediciones, sustituyendo su dirección por la de José Herrera H. como escritor y con Felipe Hernández Arcos en dirección de arte. Otros créditos (difíciles de hallar debido a la falta de un formato común en todas las revistas) reconocen a los adaptadores como Fuer, Lulú, Wina, Kike; dibujantes de apoyo (fondos, figura humana, medios tonos, letras) Vladimir García, Horacio Robles, Andrés Cruz, Arturo Espinosa y Heriberto Zavaleta. Otras portadas estuvieron a cargo de José Correa, Beton, Adrián Rodríguez, y Jorge Aviña, mejor conocido por su trabajo en el Libro Vaquero. Muchas veces, el Pedro Infante de las portadas se vio acompañado de otras personalidades, como Silvia Pinal, Jorge Negrete, Evita Muñoz -Chachita-, Joaquín pardavé y María Félix.

En cuanto a la historia, narrada en primera persona, curiosamente resultó más interesante en sus primeros números ya que contaba, con mucha fantasía, la vida desconocida de Pedro Infante antes de saltar a la fama. Sin embargo, el resto de la historia comprobable fue presentada con tanto detalle como fuera posible, desde su paso por la radio, su carrera en el cine, hasta eventos desafortunados como la muerte de su hija. El Pedro Infante dibujado conservó todo tipo de vocabulario acorde a su contraparte real dentro y fuera de pantalla, utilizando palabras como “madrecita”, “chamaca” o “yo merengues”, las cuales también popularizó a través de sus incontables películas.

Editorial EJEA

El tono narrativo era de éxito sobre sus enemigos a través de sus talentos natos, en historias cómicas y enredadas donde a fin de cuentas terminaba por ganarse la amistad de casi todas las personas que conocía a través de su carisma natural. Por otra parte usaban un método también visto en los capítulos que conformarían el libro “Bandidos de Río Frío”; dejar el final de cada tomo en suspenso o duda, para atraer a los y lectoras a leer el próximo número.

Novedades Editores

Más tarde llegaría “El Jorobado”, por Novedades Editores, el 30 de Julio de 1987, también conocido como “la última película que no hizo Pedro Infante”: la película habría sido titulada “Museo de Cera”, donde las estatuas habrían cobrado vida permitiendo a Pedro Infante interpretar a distintos personajes históricos. Su dibujo en estilo de caricatura se alejó del estilo realista de sus antecesores, dejándolo a cargo del legendario Sixto Valencia, autor de Memín Pinguín y editor de la revista Mad México. El estilo simpático pero también realista y dramático de los cómics pasados ya no estaba de moda, por lo que se optó por ese dibujo pícaro y moderno. En cuanto a la historia, ésta fue basada en un proyecto del cineasta Ismael Rodríguez pero no se sabe mucho al respecto: “El Jorobado” es un escultor quien recrea su propio rostro al hacer esculturas de varios héroes, mientras pone la cara de su jefe en todos los villanos. Pedro Infante habría tenido la oportunidad de interpretar a siete personajes: Benito Juárez, Pancho Villa, Cuauhtémoc, Juan Diego, Miguel Hidalgo, Morelos, Jesucristo y el Jorobado; además habría cantado con registros distintos para cada personaje. 

En fin, todos cómics de Pedro Infante gozaron de gran éxito, y hoy en día es difícil encontrar siquiera algunos tomos, a través de páginas como Mercado Libre.

La vida de nuestra estrella del Cine de Oro Mexicano fue interesante dentro y fuera de la pantalla. Dio para crear nuevas historias inspiradas en su vida y personalidad, y alimentar nuestros sueños. ¿Te gustaría tener un poco de su vida impresa? ¿Algún afortunado posee alguno de sus cómics? ¡Cuéntanos en los comentarios!

One Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*